Chicks with Guns: “Hard ticket to Hawaii” (Andy Sidaris, 1987)

Otro de los estelares títulos de la filmografía de Andy Sidaris es Hard ticket to Hawaii (más conocida en España como Malibú Connection), siendo una de sus películas más recordadas por los aficionados al cine de acción de los 80. Muchos podrían ser los motivos, en una cinta concebida como una secuela directa de la previa Malibu Express, concepto que a partir de entonces quedaría perpetuado por el cineasta en el resto de sus películas creando ya el universo propio acerca de lo que posteriormente se llamaría grupo L.E.T.H.A.L., la organización mayoritariamente compuesta por mujeres con su lucha contra todo villano que se ponga por delante. 

En este caso la historia se centra en la pareja de espías formada por Donna y Taryn; tan bellas como letales, serán trasladadas a la región de Hawaii donde un traficante de drogas Chang y su esbirro Seth Romero establecen en la región una logística para su organización criminal. Donna y Tyran, en su trayecto, desconocen el contenido del cargamento que les es encomendado transportar en su viaje aéreo: una peligrosa serpiente pitón contaminada con residuos tóxicos, algo que no hará más que empeorar las cosas; cuando intercepten un helicóptero con un cargamento destinado para los criminales, se  producirá una encarnizada lucha entre las sexys agentes especiales del Gobierno y los hombres de Chang y Romero. 

Sidaris ya sabe lo bien que funciona los elementos estilísticos que  destiló en Malibu Express, y aquí intenta llevarlo aún más lejos, encontrándonos una versión mejorada de los recursos que ya utilizó en la mencionada película predecesora: bellas y voluptuosas mujeres en dinámicas escenas de acción, carga de violencia dentro de un envoltorio más claramente humorístico y esa personal concepción del tono; se vuelve a recrear una versión desenfadada de los estándares del actioner de la época en un ambiente tan paradisíaco y luminoso como Hawaii.  Una trama que quizá se toma en serio así misma queda engrandecida por las ansias de diversión que a estas alturas ya son marca de la casa, creando un espectáculo donde la ingenuidad domina las disruptivas formas para la acción. Además, se consigue un dinamismo narrativo que hace de ella una de las películas más entretenidas y divertidas del director, de ahí su más que merecido status de culto. Otro motivo que la hace singular dentro del cinemabis en general y de la obra de su creador en particular responde a una leve anexión a las monster movies, con especial relevancia al final para mayor gloria de una de nuestras preciosas protagonistas. Poco más que decir en cuanto a análisis, la cinta es Sidaris 100%: violencia caricaturesca, desnudos aún más gratuitos que en Malibu Express, malos histriónicos, resoluciones estrambóticas de las escenas de impacto y es el ya inevitable erotismo naif aportando una personalidad fílmica única.

Dentro de la obra de su creador, Hard ticket to Hawaii es una película muy importante. Es la primera aparición de una de las más requeridas musas de Sidaris, Dona Speir, en el papel de… Donna. Deportista en su juventud bajo disciplinas como la gimnasia o el atletismo, y con un espectacular físico que la convirtió en la Playmate del mes de Marzo de 1984, Speir comenzó a protagonizar una serie de vídeos producidos por la revista Playboy siendo requerida por la televisión norteamericana poco después para aparecer en series como Mike Hammer o El Coche Fantástico. Sus fans se multiplicaron cuando Sidaris le escribió el papel de la agente federal Donna Hamilton, en una serie de participaciones que se iniciaron con la película que nos ocupa. Tras sus colaboraciones con el director (Fit To Kill [1993], que pasará examen en unos días por estos lares, sería la última) se retiró de la interpretación para dedicarse a otros menesteres que hasta día de la tienen muy ocupada: es una prestigiosa coach de asistencia de recuperación personal. Lo cierto es que la vida de Dona Speir no fue fácil; problemas con el alcohol y las drogas, además de ser, según sus palabras, víctima en su adolescencia de las malas artes de Bill Cosby, la convirtieron en un juguete roto con un cúmulo de experiencias que relata en una autobiografía llamada Naked Truth: The Fall and Rise of Dona Speir.

Otro nombre propio en la filmografía de Sidaris es el de Hope Marie Carlton, presencia habitual de la revista Playboy (Playmate de julio de 1985), quien a parte de sus colaboraciones con Sidaris paseó su escultural cuerpo por cosas como en Pesadilla en Elm Street 4. El amo del sueño (1984) o Ghoulies III (1991), entre otras. En Hard ticket to Hawaii  Speir y Carlton se lucen a todos los niveles como  una pareja muy carismática, haciendo notar lo bien que ambas intérpretes se inmiscuyeron en el tono impuesto por Sidaris desde la dirección. Se erigen como las reinas de esta fiesta repleto de pechos, tiros y explosiones, siendo imposible no rendirse al encanto de ambas en su papel de badass. Pilotan avionetas, lideran grupos de asalto, utilizan armamento con enorme talento… y vale más acostumbrarse porque disfrutaremos de ellas con su buen hacer en estas funciones en posteriores películas, formando una inolvidable pareja heroica inolvidable para la explotación de los 80. Otros rostros familiares que podemos encontrar en la película son los de Rodrigo Obregón, también intérprete fetiche para el director, con quien contó en casi todas sus obras, al igual que la bellísima Cynthia Brimhall, que a estas alturas no será sorpresa conocer que fue Playmate del mes de octubre de 1985.

Rodada enteramente en Hawaii, como no podía ser menos, Hard ticket to Hawaii se estrenó en Estados Unidos en marzo de 1987, para posteriormente invadir las estanterías de los videoclubs de todo el mundo. Por cierto, en la película podréis ver algunos pósters de films previos de Sidaris, al que también le gustaba jugar con el metalenguaje. 

Saludos desde el Gabinete, camaradas. 

3 comentarios en “Chicks with Guns: “Hard ticket to Hawaii” (Andy Sidaris, 1987)

  1. Pingback: Chicks with Guns: “Picasso Trigger” (Andy Sidaris, 1988) | El Gabinete del Reverendo Wilson

  2. Pingback: Chicks with Guns: “Guns” (Andy Sidaris, 1990) | El Gabinete del Reverendo Wilson

  3. Pingback: Chicks with Guns: “Day of the Warrior” (Andy Sidaris, 1996) | El Gabinete del Reverendo Wilson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s