“Una secretaria para matar” (Douglas Fithian, 1974)

poster

Bajo una co-producción entre Gran Bretaña, España, Francia y Alemania se esconde este thriller protagonizado por la entonces emergente Lee Remick (aún faltaban un par de años para su papel más recordado, el de La Profecía [1976]), quien interpreta a una pretendida secretaria en una trama que aborda el siempre espinoso trama del espionaje industrial. Eleanor (Remick) descubre por accidente los malos actos de esta coyuntura empresarial que le costará sufrir una persecución que pretenda acabar por su vida. Un thriller funcional, donde se distinguen dos primeros tercios que se sumergen dentro de una historia que aborda de manera coyuntural toda la temática de la vigilancia empresarial, una parte del film que pudiera resultar algo tediosa y densa, más cuando aún el principal reclamo de la película pueda ser la persecución sufrida por la protagonista. En esta parte destacan las interpretaciones del intérprete alemán Michael Hinz y del hispano José María Caffarel, en un segmento del film que se antoja exquisitamente alargado y que no llega a alcanzar sumo interés, además de acabar siendo algo embarullado y confuso.

vlcsnap-2016-04-19-17h09m54s492

De esa distinguida primera parte cabe destacar el cómo se nos va presentando, de manera paulatina, al personaje de Eleanor, una secretaria algo neurótica y paranoica, al mismo tiempo que que se va tejiendo el hilo de la trama. La narración tiene cierto toque “europeísta” en su desarrollo del suspense (con una pretendida utilización del interior y el juego de cámara), aunque no se consiga un encanto en la exposición de la historia. El último tercio del film, que se ejecutará como deseada conclusión, es en el que el personaje de Remick sufrirá una persecución entre las localizaciones típicas del ámbito empresarial, aunque una dirección algo monótona y la sosa utilización de la sombra y la oscuridad impidan que pudiera generar algún tipo de impacto, salvo una interpretación femenina que intenta al menos aguantar el tipo. Su sorpresa final, la cual podría emparentar el film con el slasher (persecución femenina constituyendo todo un acto en la película para posterior giro de conclusión), intenta en parte justificar lo anteriormente expuesto en el metraje, aunque no llegará a fascinar en absoluto.

vlcsnap-2016-04-19-17h10m05s138

Una secretaria para matar es vista a día de hoy como una curiosidad, recordada principalmente por ser una de esas co-producciones europeas con futura estrella en su plantel, que podría ser recordada como tentativa de émulo de los entonces populares gialli (solo justificado esto en su traca final) pero que lamentablemente, aún con sus valores, no llegará a destacar prácticamente en nada. Dirige Douglas Fithian, al cual sólo se le conoce esta película, y el guión estaría escrito por el propio Fithian acompañando a dos españoles como Julio Salvador y Ricardo Ferrer. Estrenada en España en Septiembre de 1974, su rodaje transcurrió en Barcelona. También es conocida por los títulos de Touch Me Not y The Hunted.

vlcsnap-2016-04-19-17h10m41s849

vlcsnap-2016-04-19-17h12m48s822

Saludos desde el Gabinete, camaradas.

vlcsnap-2016-04-19-17h13m11s011

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s