“Un verano para matar” (Antonio Isasi-Isasmendi, 1972)

summertimekiller

Publicada originalmente en Cine Maldito.

De Antonio Isasi-Isasmendi se llegó a decir que era el “cineasta de la acción”. Este epíteto podría parecer demasiado atrevido en una cinematografía como la española, tan poco dada a la contextualización de un género que desde Estados Unidos hoy vive por y para el artificio, pero en el que el cine de explotación de décadas pasadas era todo un torreón de oficio. De lo que no hay duda a día de hoy es que Antonio Isasi es una figura dedicada de manera tan entera al mundo del cine (director, además de productor y guionista, hasta unos inicios como montador de algunos de sus coetáneos como Ignacio F. Iquino o Joaquín Luis Romero Marchent…), que profesaría un sentido amor por el cine de acción en aquella época que España vivía sumergida en la exquisita maquinaria de la co-producción,  la del cine de explotación más visceral y de las dobles sesiones en los cines de barrio. Infravalorado y poco recordado, el director madrileño afincado en Barcelona supo asumir una inteligente mirada mercantil de hacer exportable un cine nacido débil desde inicio, más aún en una situación social complicada en España como la que a él le toco esquivar durante muchos años.  Sigue leyendo