FICX54. Géneros Mutantes: “Seoul Station” (Yeon Sang-ho, 2016)

seoul

Dentro de un subgénero con unos mecanismos tan establecidos como el cine de los muertos vivientes o infectados, el director de la popular de una de las últimas sensaciones en esta corriente como Train to Busan, el coreano Yeong Sang-ho, pretendió justo antes de aquella el recorrer esos esquemas narrativos con un cambio de forma tan radical como es la animación, formato con el que cosechó buenos resultados de crítica con The Fake (2013). Seoul Station parte en su inicio de establecerse en el lado más suburbial de la ciudad que le da título, para narrar así una epidemia zombie siguiendo los cánones más clásicos del subgénero. Dentro de un estilo de animación tradicional, el director plantea el recorrer muchos de los clichés escénicos de esta  temática, con un ritmo comedido que parece elevarse al mismo tiempo que la película aumenta sus momentos de acción.  Sigue leyendo

FICX 54. Géneros Mutantes:”Train to Busan” (Yeon Sang-ho, 2016)

traintobusan

Cabría analizar el por qué Train to Busan se ha convertido en una de las sensaciones del fantástico de la temporada, cuando su historia pertenece a esa corriente tan desgastada en el último decenio como los muertos vivientes y/o infectados. Podríamos empezar por la fascinación que en sí acarrea la ubicación de la mayor parte de la acción, un enorme convoy de pasajeros con destino a la ciudad de Busan, al mismo tiempo que un mortífero virus se expande por toda Corea del Sur convirtiendo en auténticas bestias sanguinarias a quienes lo contraen. Lógicamente, las férreas instalaciones del ferrocarril sucumbirán a la epidemia, lo que le permite al realizador Yeon Sang-ho establecer todos esos preceptos con los que occidente ha dinamitado la temática zombie; véase, la centralización en un personaje principal sobre el que circundarán variopintos secundarios (Seok Woo, un hombre de negocios en pleno divorcio y acompañado de su hija, convirtiéndose en el héroe de la función), así como multitud de infecciones y ataques crueles y despiadados del cada vez mayor número de infectados (batallas sin cesar cabalgando de vagón en vagón), con toda la multitud de secuencias  tipo ya vistas en otras películas de su estirpe.  Sigue leyendo