El cadáver de Anna Fritz (Hèctor Hernández Vicens, 2015)

poster

Como las grandes películas de culto, El cadáver de Anna Fritz goza con el beneplácito de ser en esencia un modesto thriller, con llamativo estreno en la pasada edición del Festival de Sitges, que ha ido sufriendo un aumento progresivo de fama en diversos círculos dentro del cine de terror. Sería innegable afirmar que la necrofilia, punto de partida de su narración, es una de las causas culpables de que el film de Hèctor Hernández Vicens se haya contagiado de un interés mórbido entre gran parte de los aficionados al género, al mismo tiempo que sobre el film circule una polémica alimentada principalmente de entendimientos errados que hacen creer que lo que se va a encontrar es una explotación gráfica de la práctica hacia los cadáveres antes mencionada.   Sigue leyendo