Capitán América (Albert Pyun, 1990)

poster

(Colaboración de Miguel Ángel Muñiz)

Hay películas que ya están malditas incluso antes de que se filme un solo plano. El caso de Capitán América entraría por derecho propio en esta categoría. No es desde luego el caso más famoso de película “mutilada” en todas sus fases, pero sí una de las que pueden resultar más interesantes, habida cuenta del lugar que Marvel ocupa hoy día dentro de la industria de Hollywood. No se puede olvidar que en el año 1989, cuando se realizó esta obra del menospreciado Albert Pyun, tan solo DC había logrado cosechar gran éxito en el cine con las dos primeras entregas de la saga de Superman iniciada en 1978 por Richard Donner. Los mandamases de Warner Bros, propietaria de DC Comics, aún estaban contando los dólares que llevaba recaudados el Batman (1989) de Tim Burton y, por otra parte, el anterior intento de llevar a la gran pantalla a un personaje original de Marvel, Howard el pato, en 1986, se había saldado con un estrepitoso fracaso; este caso fue aun más sangrante teniendo en cuenta de que se trataba de una gran producción bajo el sello de George Lucas. Sigue leyendo

Coming Soon: “Yoga Hosers” (Kevin Smith, 2016)

yogahosers

Uno de los estrenos más esperados por estos lares de la venidera temporada acaba de estrenar trailer. Se trata de Yoga Hosers, la segunda parte de la trilogía “True North” con la que Kevin Smith iniciaría su salto al cine de género dos años atrás con Tusk. El objetivo del de New Jersey, todo salido de bromas urdidas en su prestigioso podcast, SModcast, es la de dar un salto definitivo al terror (recordemos que en cierta manera ya coqueteó con efluvios del cine de género en su portentosa Red State) en un conjunto de tres películas que compartiendo universo se basarán en leyendas del folklore canadiense, ubicación donde la acción tiene lugar; todo ello, eso sí, sin olvidar su sempiterno compromiso con la comedia. Tusk era una extravagante y sugerente mezcla de tendencias, con gratos momentos de perversidad amparados en una impresionante y medida interpretación de Michael Parks. Sigue leyendo