“Generation X” (Jack Sholder, 1996)

poster

Colaboración de Miguel Ángel Muñiz.

Emma Frost y Sean Cassidy son los directores de la escuela Charles Xavier para jóvenes con talento. Jubilation Lee y Angelo Espinosa son dos de sus nuevos alumnos. Junto con otros cuatro adolescentes mutantes, aprenden a convivir con sus poderes y no pueden evitar entrar en conflictos con los chicos de la localidad que les ven como un grupo de deficientes y se burlan de ellos. El científico Russel Tresh, antiguo colaborador de Frost, intenta experimentar con los cerebros de los mutantes para dominar la dimensión de los sueños; lugar desde donde puede controlar la mente de todas las personas. La nueva generación de hombres y mujeres X tratara de impedirlo.  Sigue leyendo

El Gabinete en… Aguas Estancadas #39

doublefeature_doctormordrid_generationx

Nueva entrega del paso del Gabinete por las Aguas Estancadas, ese spin-off estrella de la podcastfera parido por los gentiles camaradas de Aguas Turbias. En este capítulo, el que esto escribe tiene el placer de rescatar dos de aquellas adaptaciones de superhéroes caídas en el ostracismo de la década de los 90, época donde ya se intentaba sacar filón de esta variante del mainstream que tan buenos resultados de taquilla ofrece en estos tiempos. Concretamente nos centraremos en Doctor Mordrid (1992), la fallida adaptación oficial que Charles Band al mando de su Full Moon intentó fraguar sobre su adorado Doctor Extraño, teniendo finalmente que sacar adelante una versión aproximada del personaje sin el beneplácito de la Marvel. A continuación le llegará el turno a Generation X (1996), un piloto televisivo de una serie que la Fox intentó llevar a cabo sobre el amplio universo de los X-Men, y que lamentablemente nunca se llegaría a realizar; como director aquí nada más y nada menos que Jack Sholder, toda una eminencia en el cine fantástico de los 80. Disfruten del viaje, camaradas:  Sigue leyendo

“Capitán América” (Albert Pyun, 1990)

poster

(Colaboración de Miguel Ángel Muñiz)

Hay películas que ya están malditas incluso antes de que se filme un solo plano. El caso de Capitán América entraría por derecho propio en esta categoría. No es desde luego el caso más famoso de película “mutilada” en todas sus fases, pero sí una de las que pueden resultar más interesantes, habida cuenta del lugar que Marvel ocupa hoy día dentro de la industria de Hollywood. No se puede olvidar que en el año 1989, cuando se realizó esta obra del menospreciado Albert Pyun, tan solo DC había logrado cosechar gran éxito en el cine con las dos primeras entregas de la saga de Superman iniciada en 1978 por Richard Donner. Los mandamases de Warner Bros, propietaria de DC Comics, aún estaban contando los dólares que llevaba recaudados el Batman (1989) de Tim Burton y, por otra parte, el anterior intento de llevar a la gran pantalla a un personaje original de Marvel, Howard el pato, en 1986, se había saldado con un estrepitoso fracaso; este caso fue aun más sangrante teniendo en cuenta de que se trataba de una gran producción bajo el sello de George Lucas. Sigue leyendo