Recomendando: Cine-Bis #8

CINE-BIS 08

Sale a las calles el número 8 de Cine-Bis, la publicación comandada por Javier G. Romero que de manera férrea ya se ha consolidado como uno de los fanzines imprescindibles y esenciales del panorama actual. Con el lema “Cine de género alrededor del mundo“, Cine-Bis ha establecido un estilo propio y riguroso en el estudio de las cinematografías más denostadas y reivindicables de todos los tiempos, gracias a los minuciosos artículos con precisos análisis de variables temáticas así como la inclusión de unas entrevistas que dramatizan en el papel todos los recuerdos de un contexto fílmico único e inmortal. Con un profesional equipo de colaboradores, que aumenta en cada número, la publicación, nacida como una hermana pequeña del inolvidable Quatermass, alcanza ya los 8 episodios; los contenidos de este último número se desentrañan a continuación. 

Cine-Bis #8 comienza con la editorial de Javier G. Romero, en la que se introduce el contenido del número y a los nuevos colaboradores, con el recuerdo especial al recientemente desaparecido Ramón Freixas citando unas palabras de despedida de su amigo e inseparable compañero Joan Bassa. Es precisamente un In memoriam dedicado a la figura de Ramón lo que abre este número de Cine-Bis, firmado también por Javier y en el que de manera sentida se repasa su relación de amistad así como la cita de algunos de los proyectos en los que Freixas dejó firma, que le emergieron como uno de los mejores analistas e historiadores cinematográficos de este país. A continuación, como es habitual en la publicación, se hace un repaso a la vida pública del fanzine, citando extractos de algunas de las reseñas que Cine-Bis ha tenido a través de los medios (aprovechando la ocasión para agradecer a Javier la mención a la review realizada desde este rincón virtual); también se hace cobertura a algunas presentaciones que han tenido lugar en los pasados meses, como el número 4 del fanzine Westernworld, el paso de Carlos Aguilar por el plató del programa Cine de barrio de TVE (donde aprovechó para hablar de dos de sus libros, Eugenio Martín, un autor para todos los géneros y Cine cómico español, 1950-1961), así como las presentaciones de Carteles de cine desde Barcelona de Ignacio Michelena en la 59 edición de Zinebi y la de Paul Naschy/Jacinto Molina: la dualidad de un mito tanto en el Festival de Sitges como en la Semana de Cine Fantástico y de Terror de  San Sebastián. Antes de entrar en los contenidos de este número 8, se hace mención la colaboración de Cine-Bis en el cofre solidario navideño realizado por la revista ZonaCine.

Golpe perfecto. El crimen (casi) siempre paga

TOPKAPI (1964)

Topkapi (1964)

Primera entrega del artículo póstumo de Ramón Freixas (que como no podía ser de otra manera, escribe junto a su camarada Joan Bassa), en el que se establece un orden por países basado en cronología sobre ese subgénero, no especialmente delimitado, de los golpes criminales perfectos, con esta primera entrega dedicada en exclusiva a la cinematografía europea. En ella se establecen las películas que afianzan los patrones de esta vertiente (como La jungla de asfalto [1950] o Atraco perfecto [1956]) para luego centrarse en varias nacionalidades; de Italia Freixas y Bassa destacan cosas como Rufufú (1958), Atraco en Milán (1963) o El gran golpe de los siete hombres de oro (1966)… En Francia salen a relucir obras como Rififi y las mujeres (1959) o el inolvidable Fantomas (1964), estudiando de paso las relaciones con el polar o la labor de cineastas como Henri Verneuil o Jacques Deray. España también tiene su hueco, gracias a películas  como Atraco a las tres (1962), Los dinamiteros (1964) o Las Vegas, 500 millones (1968)  del recientemente desaparecido Antonio Isasi-Isasmendi. Finalmente se delimita la corriente a  Inglaterra, con El robo del siglo (1960), Objetivo: banco de Inglaterra (1960) o Robo al banco de Inglaterra (1960), entre otras. Un metódico y divulgativo artículo donde tienen cabida todos  los tropos de esta vertiente, nunca considerara subgénero, a partir de las características propias y significativas de cada uno de los films citados.

Ninja. El asesino silencioso

Shinobi Ninja 01

Shinobi Ninja (1981)

A cargo de Jesús Manuel Pérez Molina se incluye este repaso a la figura del ninja, guerrero sigiloso y mortífero por naturaleza, que ha tenido un enorme impacto en la cultura popular partiendo de unos orígenes venidos del Japón feudal. Así, el autor habla en primer término de las leyendas en torno al nacimiento de tan icónica figura, así como su paso por la literatura, con contoneos varios tanto con el folclore como con enclaves de fantasía o ciencia ficción; esto da pie para citar las primeras películas que abordaron su iconografía, con producciones de estudios tan trascendentales para la cinematografía asiática como  Toei, Toho o Daiei, entrando  en clásicos como Samurái: espada y sortilegio (1980, un remontaje más popularmente conocido como Shogun Assassin), al igual que otras muchas producciones a rebufo de libros o cómics. Se incluye un segmento sobre la influencia foránea para repasar algunas de las películas más destacadas de la vertiente en occidente; a colación se citan algunos films de James Bond, o cintas como  Los aristócratas del crimen (1975), La justicia del Ninja (1981, inaugurando el boom ninja fuera de terreno oriental), con sus secuelas al calor de la Cannon Films, dentro del auge del mercado de vídeo que tan buen refugio supuso para las películas de esta corriente. Cinematografías de países como Taiwan o Tailandia, alguna aportación hispana o el abordaje del ninja a cargo de la IFD y Filmark en Hong Kong (con sus peculiares maneras de producción) también tienen cabida en este sensacional artículo, que finaliza con la mención de algunas aportaciones actuales como Ninja Assassin (2009) o Ninja (2009).

Tonino Valerii. Vocación y carácter

Cazador de recompensas 08

Cazador de recompensas (1966)

Un clásico de Cine-Bis son las entrevistas de Carlos Aguilar, que, como aquí ocurre, permanecen inéditas y en algunos casos son recuperadas tras el reciente fallecimiento de sus intervinientes. En este número le toca el turno al realizador italiano Tonino Valerii, infatigable trabajador de los subgéneros en Europa y padre fílmico de dos criaturas clave en sus respectivas corrientes: El día de la ira (1967) y Sumario sangriento de la pequeña Estefanía (1972).  La charla, de 2012, aborda la infancia del director, los estudios en el Centro Sperimentale  di Cinematografia de Roma, sus primeros trabajos en el mundo del cine con unos inicios en el gótico italiano e incluso una colaboración estrecha con Sergio Leone. El grueso de la entrevista se conforma de recuerdos y anécdotas de las producciones en las que estuvo inmerso (saliendo a colación nombres como los de  Clint Eastwood, Henry Fonda o el propio Leone) al mismo tiempo que Valerii, alentado por las preguntas de Aguilar, reflexiona sobre sus inicios en la dirección, la eclosión del eurowestern, el contenido “freudiano” de algunas de sus películas, disertaciones sobre su aportación al giallo bajo una clara diferenciación del modelo pre-establecido por Argento… También se aborda la posterior decadencia de su carrera, colateral al propio devenir del cine de subgéneros, y unas más que interesantes reflexiones sobre su trabajo como realizador.

Mabuse Post-Lang. El portento desdibujado

Diabólico Dr Mabuse 02

El diabólico Dr. Mabuse (1961)

Segunda y última parte del Dossier dedicado a la figura de Mabuse a cargo de Carlos Aguilar, ciñéndose aquí a las derivaciones que sufrió el personaje a través de los años 60 y 70 en una vena mucho menos consagrada y en un claro énfasis paródico hacia el personaje popularizado por Fritz Lang. Espacio para abordar películas como El diabólico Dr. Mabuse (1961) o Las garras invisible del Dr. Mabuse (1962), ambas Harald Reinl, El testamento del Dr. Mabuse (1962) de Werner Klingler o Die Toddestrahlen des Dr. Mabuse (1964) de Hugo Fregonese, entre otras secuelas oficiales y oficiosas relativas al personaje. El artículo esculpe profundos análisis de las obras estableciendo como idea global la decadencia artística y esencial del personaje, a través de la evolución del cinemabis europeo en las citadas décadas, con el sufrimiento del personaje de cierta contaminación en su iconografía de algunas tendencias del momento como el spionistico.  También habrá espacio para el paso de Mabuse a través de las cámaras de directores como Jesús Franco, Claude Chabrol  o Ansel Faraj, analizado a través de sus respectivas películas: La venganza del Dr. Mabuse (1971), Dr. M (1989) y Doctor Mabuse: Etiopomar (2014).

Aldo Sambrell. Disparad sobre el asesino

Joe el implacable 03

Joe, el implacable (1966)

Uno de los rostros más simbólicos de la co-producción europea a la sazón de rodajes mayoritariamente en tierras españolas, Aldo Sambrell, especializado en papeles de villano y con un férreo simbolismo físico al calor del Spaghetti Western, es aquí rememorado con una serie de entrevistas confeccionadas por Carlos Aguilar cuyo compendio es incluido en este número de Cine-Bis. Se incluyen apuntes biográficos (como el pasado como futbolista del actor y su exilio a México, entre otras diatribas), sus inicios en el cine participando como extra,  los recuerdos de Almería antes de la eclosión del eurowestern, sus trabajos con  directores como Joaquín Luis Romero Marchent, Sergio Leone, Segio Corbucci; anécdotas con sus compañeros de rodaje como Clint Eastwood, Gian María Volonté,Franco Nero, Giuliano Gemma… Aguilar y Sambrell reflexionan sobre la perpetuidad del actor como rostro férreo del western, además de curiosidades o diversas (y en algunos casos, impagables) anécdotas de los rodajes. Como prueba de la amplia filmografía del protagonista, también saldrán a colación películas fuera del western como El viaje fantástico de Simbad (1973), Superargo, el gigante (1967), además de su paso por el terror, su experiencia con algunas estrellas de Hollywood, las labores de Aldo en la producción y dirección, etc. Una entrevista llana y sincera,  sin pelos en la lengua, en la que Sambrell expone sus recuerdos de una manera ligera y divertida, finalizando con unas reflexiones finales del actor sobre su holgada filmografía.

Aulas conflictivas. El cine de la tensión

Curso 1984 01

Curso 1984 (1982)

Quim Casas firma este artículo dedicado a las problemáticas dramáticas ubicadas en institutos u otros centro educativos, que han formado una tendencia genérica que aquí se desentraña. Se estudia la corriente estableciendo los conflictos entre alumnos, profesores o cualquiera de los miembros que pudieran establecer una cotidianidad dentro del espacio de las aulas, citando cronológicamente las películas que en menor o  mayor medida han abordado estas diatribas; obras como Semilla de maldad (1955), Los Jóvenes Salvajes (1961) o Rebelión en las aulas (1966), entre otras, abordando el reflejo de coyunturas sociales del momento. Casas también da cabida a la producción británica con cintas como Escándalo en las aulas (1962), la aportación española de Sin la sonrisa de Dios (1955), la traslación de la temática a los terrenos de la Serie B como ocurre en Sorority Girl (1957), hasta producciones más recientes como Curso 1984 (1981), El Rector (1987), El Sustituto (1996) o La Ola (2008).

Gorod Zero. Ciudad sin salida

Gorod Zero 08c

Gorod Zero (1988)

Javier G. Romero desentraña una película rusa de culto, hecha de manera colateral a la liberación cultural vivida en su país de origen en los 80 bajo el mandato de Mijaíl Gorbachov, como un relato tan mordaz como surrealista (no exento de variedad genérica) sobre la propia desintegración de la URSS. Se traza el repaso al contexto político de la nación en el antes y durante la realización de la película, las características intrínsecas de la misma, con el entendimiento de su extrañeza en una identidad hacia lo heterogéneo de sus formas. Como es de obligada parada, se estudian las concepciones artísticas de su directorKaren Shakhnazarov, además de sus curiosas relaciones con su propia obra, reivindicada desde estas páginas como una rareza indispensable.

Oldřich Lipský. Farsa y estilo ante todo

Nick Carter, aquel loco, loco, loco detective 09B

Nick Carter, aquel loco, loco, loco detective (1978)

Análisis por parte de Pablo Herranz del director y guionista checoslovaco Oldřich Lipský, autor que pasó por varios géneros siempre haciendo gala de un humor sarcástico por aquellas vertientes cinematográficos que pisó. Se incluyen inicios biográficos, sus primeros trabajos sirviendo de ejemplo la comedia Slpeice a kostelnik (1951) o Cirkus Jede (1961), el periplo en la década de los 70 donde toquetea con el humor futurista, las parodias al western, y un ciclo de cine familiar. Se reivindica su sello como creador, dentro de la nueva ola que parecía vivir el país, remarcando el atrevimiento narrativo en cintas como Happy End (1967). Herranz  analiza el grueso de su filmografía, parándose tanto en su contexto como en el sello autoral del director. Autor de pequeños clásicos como Zabil Jsem Einsteina pánové (1969) o Nick Carter, aquel loco, loco, loco detective (1978),  se emerge a través del texto como un autor particular y modélico, a pesar de su aparente singularidad.

Cuerpos copiados. La clonación humana en el cine

Splice 01

Splice: Experimento mortal (2009)

Pedro Triguero-Lizana habla de la multitud de películas que en un contexto ligado a la ciencia ficción han jugado con la idea de la duplicación de personas a través del ADN, originando en su mayoría émulos perfectos pero distorsionados de sus modelos. Inmiscuyéndose en primera instancia  en los hechos científicos relacionados con la clonación (como la inolvidable oveja Dolly, primer mamífero clonado en 1996), el texto pronto discurre por asimilación del cine como un discurso sobre la identidad personal. Se mencionan las primeras películas que abordan esto como It came from outer space (1953) o La invasión de los ladrones de cuerpos (1956), con sus lecturas y anexiones de la sociedad, para luego pasar a la  década de los 70 donde se daría cabida mucha producción sobre esta temática; pueden servir de ejemplo The Clones (1973), la dupla Westworld, almas de metal (1973) y Mundo Futuro (1976) o Los niños del Brasil (1978). Se abarcan aportes más actuales revestidos de la ciencia ficción como Juez Dredd (1995), Star Wars, Episodio II: El ataque de los clones (2002) o El quinto elemento (1997),  los hermanos gemelos vistos en Mis dobles, mujer y yo (1996), las alusiones al actioner como El 6º día (2000) o Replicant (2001), el contexto familiar de El Enviado (2004) o Splice: Experimento mortal (2009), para finalizar con la oda del clon al sacrificio en cintas como La Isla (2005) o Nunca me abandones (2010).

Ocho son ya los números que alcanza Cine-Bis ya con la consolidación de  ser un fanzine que además de su condición de guía fundamental para el ávido consumidor del cine de género destaca por la profesionalidad del trabajo de  Javier  G. Romero y a su nutrido grupo de colaboradores. Recuerde, querido lector, para información y pedidos puede ponerse en contacto en la siguiente dirección de correo electrónico: quatermass@hotmail.com 

*Imágenes por cortesía de Javier G. Romero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s