Double Feature: “Best Friends” +”Pick-up”

best-friends-pick-up

Las road movies fueron una de las coyunturas temáticas más recurridas por el cine grindhouse norteamericano de los 70. Una manera de comprender esas querencias de libertinaje en una sociedad sumida en el desasosiego post-Vietnam, en aquella épica donde la rebeldía era una herramienta al mismo tiempo que el buscarse una identidad era síntoma propio de aquella década que lo cambió todo. En la Double Feature de hoy se rescatan dos de esas piezas de autocine que, de una u otra manera, hacían un dibujo perfecto de esta búsqueda del existencialismo, donde la holografía del paisaje norteamericano tiene un especial hálito escénico. Carreteras secundarias, viajes lisérgicos, amistades forjadas a plomo que acabarán dinamitándose en el paso a la madurez… Pasen y vean: 

Best Friends (íd, Noel Nosseck, 1975)

vlcsnap-2016-09-12-17h11m00s585

La amistad de dos íntimos camaradas coartada por los efluvios desenfrenados del clima social yankie de principios de los 70 es el punto de partida del director Noel Nosseck (aportaría al grindhouse nortamericano Las Vegas Lady [1975] o la tardía blaxpoitation Youngblood [1978], antes de quedarse para siempre en la televisión), contando la historia de dos jóvenes llamados Jesse y Pat (y su íntima amistad, fraguada incluso en su previa experiencia en Vietnam) que emprenden un viaje en caravana junto a dos amigas a través de los Estados Unidos justo cuando la madurez parece asolar sobre sus vidas. Este importante paso existencial para los cuatro acaba logrando ciertos visos de perturbación al mismo tiempo que la inestabilidad emocional del paso a la vida adulta comienza a hacer trizas la relación, en especial las de los dos íntimos amigos. Dentro de las peculiares características estéticas del sello drive in que tiene el film, es curioso como la tonalidad de la película irá variando desde un inicio totalmente lumínico y en algunos instantes embriagador (especial tendencia al clima boyante y dicharachero de cuatro jóvenes con el único pretexto de la diversión) para ir girando durante el nudo de la película a visos que no llegarán a sembrar ningún tipo de conexión con el terror, pero sí dejará algún que otro momento de incertidumbre de contexto en alguna que otra secuencia como en la que uno de los personajes acaba mostrando su perfil más inquietante girando sus iras sobre sus hasta entonces amigos.

vlcsnap-2016-09-12-17h11m31s315

vlcsnap-2016-09-12-17h11m45s517

Quizá lo peculiar de la película recae en que hay momentos en los que el director Noel Nosseck parece girar su trama sobre algún tipo de dibujo introspectivo de la mentalidad de sus personajes (en especial, y haciendo alusión a su título, a la dupla masculina, no ignorando ciertas connotaciones homoeróticas, y asentando claramente sus opuestos caracteres), coyuntura que da cierta entidad a los momentos dramáticos, mostrados con más hincapié en su tramo final.  Esto provoca una distentida confrontación entre estas tendencias más profundas con el estilo arty e ingenuo del prototípico estilo del grindhouse norteamericano, con su especial dedicación a la hora de retratar la arquitectura rural de Estados Unidos (como en toda road movie) y no ignorando los coqueteos con el erotismo en un par de escenas, dando al producto ciertas pinceladas de nudie. Quizá se le pueda culpabilizar a la película de un desenlace algo tosco y parcialmente fuera de tono, aunque su moraleja final quedará bien impregnada en su mensaje, quizá de una manera algo más ingenua de lo esperado.

vlcsnap-2016-09-12-17h12m09s108

vlcsnap-2016-09-12-17h12m21s257

Aunque desde luego no es ningún hito dentro del cine drive in, Best Friends supondrá una rareza a descubrir para quien pretenda inmiscuirse en las extrañezas y divergencias de este tipo de cine. En su reparto se encuentran Richard Hatch (conocido por su papel del Capitan Apollo en la serie Battlestar Galactica) y Doug Chaplin (actor ocasional, más conocido por labor de productor, faceta en la que debutó en 1979 con el slasher Llama un extraño) en los roles protagonistas;  las bellas Susanne Benton y Ann Noland completan con sus hechizantes presencias femeninas. De la película también se podría destacar las aportaciones musicales con el country de Rick Cunha (toda una eminencia en la steel guitar); su rodaje transcurrió con las carreteras de Arizona, con el Gran Cañón del Colorado protagonizando una de las secuencias principales. En Alemania conoció estreno bajo el título Fatale Freundschaft

vlcsnap-2016-09-12-17h12m46s251

vlcsnap-2016-09-12-17h13m12s139

Pick-up (íd, Bernard Hirschenson, 1975)

vlcsnap-2016-08-23-13h46m19s288

Como un más que evidente retrato del clima social de la juventud de aquellos locos años 70, Bernard Hirschenson (conocido principalmente por su labor de cinematógrafo en otra joya de autocine como Satan in High Heels [1962]), plantea en la premisa de su Pick-up la historia de dos jóvenes chicas perdidas en medio de las carreteras secundarias y que serán recogidas por la furgoneta conducida por un joven; así se planea sobre el escenario el lisérgico y surrealista ambiente hippie tan propio de la década (también arraigado en otras muchas películas de finales de los 60), en esta película de abstracta atmósfera y exquisito dibujo del clima rural americano de entonces (interminables carreteras en medio de la nada, frondosos terrenos perdidos en los mapas…) en el que las jóvenes acabarán descubriendo los extraños placeres de un viaje alucinado. A modo de road movie, aparecerán en escena extrañísimos personajes por pantanos y bosques, ofreciendo una serie de insólitas secuencias donde el erotismo, el clima vicioso y la alucinación acaban por tomar el control.

vlcsnap-2016-08-24-13h46m17s015

vlcsnap-2016-08-24-13h48m00s542

Pick-up debería ser degustada como una experiencia, el intento del cineasta por transmitir la sensación de viaje lisérgico a través de las aventuras de un grupo de personajes, al más puro estilo de los films amparados por el Roger Corman de la época que intentaban imprimir en pantalla esa sensación de locura de una juventud sumida en el consumo desmedido de todo tipo de estupefacientes. Por supuesto, la influencia de un film elemental como Easy Rider (1968) será más que evidente, aunque el amateurismo aquí la situará un escalón por debajo del impacto ocasionado por el film de Dennis Hooper. Bajo este prisma es el único campo bajo el que a la película de Hirschenson se le puede pillar la gracia, ya que en su oda al surrealismo guarda la potencia de algunas de sus extrañas secuencias. Existen momentos en los que se contonea con la comedia (tonalidad que realmente no parece abandonar desde su inicio), el drama rural e incluso pequeños retazos de terror (secuencia mediante que de su onírico calado se podría sacar algún turbio apunte escénico)  Sus continuos devaneos con el nudie deja en evidencia la portentosa fisicidad de su dos protagonistas femeninas (Jill Senter y Gigi Eastwood), con un contrapunto masculino en un Alan Long quien parece funcionar como un Peter Fonda de segunda categoría.

vlcsnap-2016-08-24-13h48m16s068

vlcsnap-2016-08-24-13h48m44s282

Hechizante escena camp del reverso más erótico del mundo hippie, su ambientación, que parte se desarrolla en el Parque Nacional de Everglades de Florida, dejará en sus postales la presencia de terrenos pantanosos donde surgirán algunas de las escenas más destacables; especialmente siniestra es la aparición de un payaso, dentro del clima alocado y demente del film, mero apunte visual que aportará en escena mucho más de lo esperado. El rodaje en esta escena daría algún que otro quebradero de cabeza a la actriz Gigi Eastwood, quien vio como en una de sus escenas subidas de tono provocaría que por el pantano apareciese un grupo de cazadores altamente extrañados con lo que estaban viendo… Bizarra pieza rodada a plena luz del día durante 14 días, su título original durante los primeros días de producción era Pazuzu , curiosamente el demonio aparecido en la novela y libro de El Exorcista, aunque sabiamente los productores cambiarían el título por Pick-up para evitar que la película se relacionase directamente con el terror. Swamp Lord sería otro de los títulos que se barajarían.

vlcsnap-2016-08-24-13h49m20s800

vlcsnap-2016-08-24-13h49m53s716

 

Ambas películas se encuentran editadas en Estados Unidos por Mill Creek Entertainment, incluidas en el pack “Drive-in Cult Classics”:

drive in cult classics mill creek entertainment

Saludos desde el Gabinete, camaradas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s