15 días de Halloween #14: “The Houses October Built” (Bobby Roe, 2014)

houses

¿Existe algo más simbólico para la cultura del terror americana que las atracciones de feria inspiradas en casas malditas, crímenes y sensaciones constantes de horror?. Eso es lo que seguramente habrá pensado el director Bobby Roe para engendrar este film bajo el sugerente título de The Houses October Built, donde la cercanía a la festividad de Halloween provoca el interés por esa fascinante variante del mundo feriante rendida a los encantos del terror. A modo de metraje encontrado, la historia se centra en un grupo de jóvenes que se disponen a realizar una escapada por varios puntos de la geografía norteamericana en búsqueda de esas ferias que esconden la rama más underground del freak show con atracciones realmente espeluznantes; la proliferación de la sangre, el elemento sórdido y la perturbadora estampa de los individuos que pueblan estos emplazamientos parece tan real que supone una inquietante experiencia por el lado más oscuro de la celebración de Halloween Sigue leyendo

Express Reviews: “La Caza”, “Megan is missing”, “Summer Camp”,”The Boy”

La Caza (Night Fare, Julien Seri, 2015)

Night Fare

Curiosa producción francesa que plantea ser una revisión de El diablo sobre ruedas (1971), aquel primerísimo trabajo de Steven Spielberg, donde un camión de índole cuasi fantasmal perseguía a un urbanita de a pie por unas calurosas carreteras secundarias. Aquí se sustituye al camionero por un cabreado taxista, que perseguirá durante toda una noche a un grupo de jóvenes rebeldes que se niegan a pagarle el viaje. La premisa se desarrolla aquí bajo una lumínica e híper-visual ambientación nocturna, con un ritmo que aún manteniendo el interés de una idea de difícil extensión caerá en ciertos clichés de hiperbólico estilismo con claras ligaduras premeditas hacia el survival urbano, ahogado en un acto de conclusión totalmente desvirtuado. Sigue leyendo

Express Reviews: “El bosque de los suicidios”, “La Entidad”, “The House on Pine Street”, “Todavía estamos aquí”

El bosque de los suicidios (The Forest, Jason Zada, 2016)

forestposter

El cortometrajista Jason Zada debuta en el largo con The Forest, un relato de misterio que centra su ubicación principal en  un ampuloso y opresor bosque de Japón, que a los pies del Monte Fuji se ha hecho conocido por albergar en él multitud de suicidios así como una conocida conexión folclórica con demonios y tragedias de naturaleza oriental. Con esta premisa se construye la historia de Sarah, una joven estadounidense que viaja a aquel país para esclarecer la desaparición de su hermana, lo que le llevará a los frondosos parajes del bosque Aokigahara. The Forest es un modesto relato que se preocupa demasiado en su nacimiento como cuento del horror, en un claro intento de ejecutar un terror de texturas abstractas pero carentes de cohesión narrativa, algo a lamentar cuando el punto de partida es tan excitante. Es en el laberinto de indefinida disposición visual el que hace del bosque un surrealista paraje de inconexos elementos, donde el director consigue edificar una atmósfera parcialmente embriagadora, aunque no acabe por implicarse de manera loable en el espíritu de la película. Sigue leyendo

Express Reviews: “Anguish”, “Creep”, “Pay the Ghost”, “Scouts Guide to the Zombie Apocalypse”

Anguish (íd, Sonny Mallhi, 2015)

anguishposter

Supuestamente basada en hechos reales, Anguish se centra en la historia de la ansiedad vivida por una joven con graves problemas psicológicos dentro de un núcleo familiar comprendido únicamente por su madre, quien sufre la patología de su hija en soledad. Muy comparada por el It Follows de David Robert Mitchell por discenir una asimilación del género con unas sosegadas maneras, el debut del director Sonny Mallhi alcanzará sus mayores logros en el primer tercio de la cinta, donde el film trata de ejecutar la aflicción interior de la protagonista en una atmósfera de fría urbanidad, con un ejemplar uso del plano (que recordará, tal y como ocurría en el film de Robert Mitchell, con el John Carpenter más metódico) y encauzando la historia por unos derroteros entre el drama y la inquietud; todo ello formará en su inicio una entidad formal muy encomiable, con un aroma indie muy fresco.

Sigue leyendo

La Visita (M. Night Shyamalan, 2015)

poster

El retorno del M. Night Shyamalan al cine de terror era bastante esperado tras varios fracasos que hicieron olvidar la gran factura de películas pasadas. La Visita prometía ser la vuelta por antiguos fueros, la mirada atrás a aquellos tiempos de sensaciones inquietantes y perturbadoras bajo un calado estético opresor y hasta cierto punto refinado. M. Night Shyamalan parte en La Visita de una idea suya y para procesarla se ha unido a Jason Blum, cuya Blumhouse Productions domina gran parte de la producción de terror de bajo presupuesto con ampulosos resultados en taquilla. Sigue leyendo

Express Reviews: “La Pirámide”, “Mockingbird”, “Insidious: Capítulo 3”, “Poltergeist”

Inauguramos sección en el Gabinete donde, puntualmente, se reseñarán películas de manera breve y concisa, habitualmente films de los que el Reverendo no cree justo merecer más líneas de las presentadas. Se inicia la primera tanda con las siguientes:

La Pirámide (The Pyramid, Grégory Levasseur, 2015)

la pirámide Sigue leyendo

“La Horca” (Travis Cluff, Chris Lofing, 2015)

poster

La Horca tiene de inicio dos puntos bastante interesantes a tener en cuenta: el film viene producido por la Blumhouse Productions, compañía que además de responsabilizarse de una de las sagas de terror más exitosas de los últimos años (Paranormal Activity) parece luchar por una seria reivindicación del horror como género, auspiciada por un conjunto de filmes que lograron destacar en el campo; el otro aspecto cautivador recae en su propia premisa, un supuesto inicial heredado de los clásicos efluvios del slasher que propone encerrar en un instituto a un pequeño grupo de adolescentes que pretenden boicotear una obra de teatro que, 20 años antes, había acabado en tragedia. Sigue leyendo

Estrenos de género: 31/07/2015

gallowsfotograma

Con el epicentro de la cartelera veraniega llega este viernes uno de los estrenos más esperados por estos lares: La Horca, que viene siendo más conocida por su título original (The Gallows), promete ser el estreno estrella de nuestros cines en lo que a cine de terror se refiere. Un slasher que se ensambla bajo el recurrido formato del found footage y que tiene tras de sí una campaña de márketing brutal por parte de la Warner Bros. Hasta la promoción de la película convirtió en viral el juego “Charlie, Charlie”, una especie de ouija moderna que pasó de fenómeno a realidad cuando Youtube se encontró con un montón de vídeos de jóvenes invocando a un espíritu que se comunica a través de dos lápices colocados en cruz encima de un papel. Las críticas de la película están siendo para todos los gustos, aunque servidor tiene enormes ganas de verla gracias al show mediático “internetero” que se ha formado a través de esta The Gallows, dirigida por los principiantes Travis Cluff y Chris Lofting. Produce la interesante compañía Blumhouse Productions, el estudio fundado por Jason Bloom responsable de la saga Paranormal Activity e interesantísimas propuestas dentro del género como Insidious de James Wang o The Lords Of Salem de Rob Zombie. Pronto, la crítica de The Gallows en el Gabinete. Sigue leyendo

El Último Exorcismo (Daniel Stamm, 2010)

poster

El Último Exorcismo nace como uno de los episodios más importantes del nuevo falso documental, recluida aquí en la variante del found footage, posiblemente la distinción más aprovechable y explotable de ese subgénero auspiciado en la cámara mano con su juego implícito con el espectador en el que a través de ciertas aproximaciones al metalenguaje intenta hacer pasar por verídico lo expuesto en pantalla. El film de Daniel Stamm se aleja de las propuestas más mediáticas del subgénero, como el Holocausto Caníbal (1980) de Ruggero Deodato o El Proyecto de la Bruja de Blair (1999) de Daniel Myrick, Eduardo Sánchez, heredando de ellas sólo la auto-asimilación de las formas y procesos de su impronta como mero recurso de estilo (no intenta ir más allá de elevar la etiqueta de terror a ningún otro tipo de intención lejana del lenguaje cinematográfico), predominando así sus puntos a favor en un marco formal tan limpio y enérgico como la cámara en mano. Sigue leyendo

El Heredero del Diablo (Matt Bettinelli-Olpin, Tyler Gillett, 2014)

11177370_800

Nos encontramos ante una muestra más del ya consumido subgénero del found footage, sumamente popular en su día gracias a interesantes productos como Holocausto Caníbal (1980) o El Proyecto de la Bruja de Blair (1999), éxito acompañado en aquellos casos de una desmesurada campaña mediática originada por la supuesta veracidad de las imágenes. Lo que distancia a estos mencionados films de la mayor parte de la nueva generación que ahora parece vivir el “metraje encontrado” es que si bien el subgénero era utilizado en aquellas  como una mera herramienta de construcción de la manera de impactar con la imagen, los nuevos usos con los que una generación de jóvenes cineastas reviven el subgénero se limitan en muchas ocasiones en ser un mero (e injustificado) recurso estilístico en la narración, desaprovechando su utilización y obviando muchas de sus ventajas. El Heredero del Diablo se antoja totalmente idónea para entender esto, ya que aunque el film recorre los principales recursos estéticos del found footage como pudieran ser la vista en primera persona o la cámara zarandeada, se prescinden de unas serie de características clave para que el subgénero ofrezca utilidad en la trama: la suciedad en la imagen, el cariz underground o la atmósfera híper-realista, herramientas todas ellas que conceden funcionalidad al metraje encontrado, y que eran requeridas en Holocausto Caníbal o propuestas más actuales como las sagas  [•REC] o Paranormal Activity viéndose aprovechadas de estas formas narrativas tan peculiares y dejando aún lado lo precarios o manidos que pudieran ser sus argumentos.

Film Review Devils Due

En este caso, El Heredero del Diablo se centra en las aventuras de una joven pareja que después de su luna de miel emprenden un viaje de novios a Santo Domingo, donde serán fruto de las artimañas de un oriundo personaje para que posteriormente la mujer experimente un embarazo no esperado y unas situaciones anexas realmente perturbadoras. El principal problema de la película es que pretende ser tan leal al subgénero que acaba sumergiéndose en un recorrido previsible, cansino y aburrido por todos y cada uno de sus parámetros, no obteniendo ningún resultado favorable de ellos y cayendo además en una narración lenta, carente de atmósfera y súbitamente vacía. Como película de horror su inmersión en el género llega por ramalazos, ofreciendo una re-escritura bastante pobre de algunos de las situaciones más recurridas del cine satanista pero sin afrontar esos momentos con soltura o personalidad. Tan solo algunos enclaves de la trama llegan realmente a generar cierto interés o rendimiento hacia el producto global, como los planos de la habitual cámara nocturna (la presencia de la mujer en soledad aquí genera cierta inquietud), la secuencia de la comunión (con una conclusión previsible pero con cierta turbación) o el descubrimiento por parte del protagonista del germen de la maldición (que ya se había expuesto con anterioridad al espectador), instantes donde la película parece instaurar cierto oficio aunque lejos de la tónica general exhibida.

devils-due-allison-miller-zach-gilford

El film está dirigido sin pulso y con aires muy complacientes hacia los recurridos tópicos del moderno found footage por Matt Bettineli-Olpin  y Tyler Gillett, tal y como hicieron en su episodio de V/H/S (2012), uno de los proyectos clave para entender el resurgimiento del subgénero aunque se vea muy claramente superado por su secuela y el capítulo de los directores de El Heredero del Diablo fuese uno de los más flojos de la propuesta. El trabajo interpretativo recae lógicamente en la pareja protagonista, formada por un Zach Gilford (Anarchy: La Noche de las Bestias [2014]) cumplidor y la televisiva Allison Miller, a la que el papel le ofrece un peso que no parece aguantar. La película que aquí nos ocupa sólo es apta para permisivos incondicionales, aunque en su desarrollo se encuentren algunos apuntes que desgraciadamente se acaban sumergiendo en un film que no acaba de despertar interés.

Saludos desde el Gabinete, camaradas.

devils-due-allison-miller