Chicks with Guns: “Hard ticket to Hawaii” (Andy Sidaris, 1987)

Otro de los estelares títulos de la filmografía de Andy Sidaris es Hard ticket to Hawaii (más conocida en España como Malibú Connection), siendo una de sus películas más recordadas por los aficionados al cine de acción de los 80. Muchos podrían ser los motivos, en una cinta concebida como una secuela directa de la previa Malibu Express, concepto que a partir de entonces quedaría perpetuado por el cineasta en el resto de sus películas creando ya el universo propio acerca de lo que posteriormente se llamaría grupo L.E.T.H.A.L., la organización mayoritariamente compuesta por mujeres con su lucha contra todo villano que se ponga por delante. 

Sigue leyendo

Chicks with Guns: “Malibu Express” (Andy Sidaris, 1985)

Empezamos una serie de reseñas de esta sección del Gabinete dedicada a las “Chick with Guns” con una de las películas más conocidas del auténtico jefe de esta temática: Andy Sidaris. Así que, debido a esto, me van a permitir inmiscuirme en las siguientes líneas por la figura de este característico director a modo de presentación, un cineasta que se aprovechó de las aristas contestatarias del cine de acción de los años 80 para crear una marca autoral simple pero efectiva: chicas voluptuosas protagonizando tramas de espionaje en parajes paradisíacos, erigiéndose como heroínas de un cine de acción habitualmente protagonizado por hombres. Aunque este tipo coyuntura ya venía dándose en los años 70 con multitud de thrillers suburbanos (la vertiente femenina de la blaxpoitation, Pam Grier encabezando, sin ir más lejos), Sidaris creó una línea propia que se amoldó a los tropos del actioner de los 80 con un espíritu desprejuiciado, cuasi paródico, pero oficioso en su auto-lealtad. Con un sentido compromiso hacia el cinemabis y más concretamente a las action flicks enrabietadas de años pasados, y llegando a superar la docena de películas dirigidas, su obra fue denominada como la triple ‘B’ del cine de acción de su época; estas siglas correspondían a una definición clara de lo que uno se iba a encontrar dentro: “Bullets, Bombs and Babes”, derivando después a “Bullets, Bombs and Boobs”. Sigue leyendo

Santo contra el Doctor Muerte (Rafael Romero Marchent, 1973)

Con motivo del fallecimiento de Rafael Romero Marchent el pasado 13 de febrero, se rescatan unas palabras dedicadas a una de sus obras más conocidas, Santo contra el Doctor Muerte, publicadas originalmente el 25 de agosto de 2013 en Cine Maldito. Sirvan como homenaje a uno de los mayores fecundadores del cine de género español, que además de reformular las aristas formales del western con el hálito mediterráneo urdido al calor llamado eurowestern, su estilo ha quedado inmortalizado en el cinemabis gracias a una artesanía cinematográfica urdida bajo una variedad de géneros vista en cintas como Ocaso de un pistolero (1965), Disco Rojo (1973), Un par de zapatos del ’32 (1974), El lobo negro (1981) o el film que a continuación se desgrana:

Sigue leyendo

Recomendando… El Buque Maldito #32

Ya está entre nosotros el último número de El Buque Maldito, incombustible fanzine orquestado por Diego López que siempre cumple las expectativas con divulgativos contenidos dedicados al cinemabis de toda índole y nacionalidad. A continuación se repasan sus contenidos, centrados en esta ocasión con un nutrido grupo de interesantes entrevistas y una especial dedicación a algunas de las películas y personalidades que visitaron la última edición del Festival de Sitges: Sigue leyendo

La invasión de los zombies atómicos (Umberto Lenzi, 1980)

1

Publicado originalmente en Cine Maldito

Valorar La invasión de los zombies atómicos dentro de la filmografía de Umberto Lenzi podría significar el realizar un ejercicio de evaluación, al mismo tiempo, de la situación del cine de géneros italiano en aquel año de 1980. Como esto derivaría en una coyuntura algo más extensa que alargaría de manera importante este análisis, digamos que Lenzi llegaba en aquel año al cénit de su carrera, tras una  década de los 70 en la que ejecutaba sofisticadas piezas de elaboración que dejaban títulos muy remarcables dentro de las variantes que marcaban tendencia en el cinemabis europeo,asimilando y perfeccionando movimientos como el giallo y el poliziesco Sigue leyendo

Curse of the Undead (Edward Dein, 1959)

1

Publicado originalmente en Cine Maldito 

Si hay una mezcla de géneros tan poco habitual como apasionante es la que comprende las mixturas entre el western y el terror. Más conocido con el término weird western, que ya localizó en la literatura pulp significativos ejemplos,  esta extraña fusión encuentra en Curse of the Undead una de sus primeras expresiones en cine. Dirigido en 1959 por el singular Edward Dein, el film lleva el mito del vampirismo, estamento clásico del terror, a una corriente tan claramente opuesta como el Salvaje Oeste.   Sigue leyendo

Carrera con el Diablo (Jack Starrett, 1975)

1

Publicado originalmente en Cine Maldito

La carretera y el terror son dos conceptos cuyo nexo se antoja bastante interesante.  Aprovechada por el cine en contadas ocasiones (pero en su mayoría de forma bastante eficiente), esta unión ha dejado títulos tan emblemáticos como El Diablo sobre Ruedas (1971, un telefilm rodado por un joven llamado Steven Spielberg) o Carretera al Infierno (1986), película ya enclaustrada en aquel mítico y reivindicable cine de género de los 80. Quizá por la extraña mezcolanza del vacío que enseñan esas carreteras secundarias de la América Profunda con un terror que lejos del susto fácil su principal pretensión es la de llevar las emociones de los personajes al límite, esta forma de retratar el horror a través del asfalto ha dejado para la historia una serie de películas con cierto halo reivindicativo, siendo Carrera con el Diablo una de las principales y primerizas muestras.  Sigue leyendo

La Casa del Diablo (Ti West, 2009)

poster

Publicado originalmente en Cine Maldito

Con el inicio de la década de los 2000 una hornada de jóvenes directores pegaron un puñetazo en la mesa del cine fantástico y de terror, ofreciendo una serie de productos que sin abandonar del todo una etiqueta mainstream consiguieron calar hondo en el aficionado y de paso revitalizar un género con una salud precaria. El músico Rob Zombie con su saga dedicada a la familia de psicópatas Firefly, un Eli Roth apadrinado por célebres nombres como los de Quentin Tarantino y David Lynch, el francés Alexandra Aja que ha sabido salir bastante airoso de la moda del remake o un James Wan que sorprendió a más de uno con la truculenta Saw, son sólo unos pocos nombres del denominado Splat Pack, esta generación de cineastas que ha sabido alimentar al fantástico con un amor irrefrenable al terror añejo en base a la posición tremendamente cinéfaga de sus creadores.

Sigue leyendo